La historia del increible vestido de tul blanco

Si hay algo menos importante que un vestido de novia el día de una boda…que vengan y me digan qué es!!!

La mayoría ó todos los invitados de ese gran día están esperando ver el vestido de la novia y como hace su entrada por la puerta de la Iglesia ó por la Finca donde los novios han decidido darse el “SI QUIERO”…

Pues bien, en mi caso el vestido fué especial…y hoy os cuento esos momentazos que me llevé gracias a la historia del increible vestido de tul blanco!!!

Comenzaré diciendo que la tía de Pekeño fué la responsable de toda esta locura gracias a su inolvidable regalo!!! Hacer y coser en su casa mi vestido de novia!!!.

Me siento afortunada…una chica tiene mínimo 2 días especiales en su vida…el primero, el día de nuestra comunión, ese día que nos vestimos de princesas por primera vez…y el segundo, el día de nuestra boda…este día nos vestimos de princesas de nuevo, pero con la ilusión de que tendrás para siempre a tu príncipe azul y seremos felices y comeremos perdices hasta el infinito y más alla y siempre juntos!!!. Pués bien, puede que sean cosas del destino ó que estaba escrito en mi historia…pero casualidades de la vida han hecho que estos dos días mis vestidos hayan sido cosidos por personas que significan en mi vida y no por diseñadores famosos…El día de mi comunión me vistieron mi yaya Antoñita y la tía Teresica…y el día de mi boda, la tía Carmina y mi suegra…

Retomando la historia del increible vestido de tul blanco, os contaré que una vez aceptado ese regalazo, me fuí con las chicas a probarme mil y un vestido… y que si algo me quedó claro de ese 11 de Septiembre de 2013 es que jamás podré decir…”tengo claro lo que quiero”…

Pasamos una tarde enterita dentro de 4 paredes, 1 banco, 1 probador y una cortina!!!…sacando un vestido…metiendo otro…se oía de todo!!! Desde…tú a donde vas con eso?? hasta…ese es tu estilo total!!!… Cada vestido que me probaba me parecía más preciosísimo que el anterior…el resultado, un vestido totalmente distinto a lo que yo imaginaba para mi día B!!!

1

A partir de ese día comenzamos a trabajar…días de hacer patrones, una tarde entera eligiendo telas, visitas para coger medidas (ahora engordas, ahora adelgazas)…días de pruebas, de algún cambio de última hora, pero sobre todo mucha ilusión y mucho amor puesto en ese increible vestido de tul blanco!!!

2

Hoy echo de menos esos días…me casaría mil veces mas!!!…pero creo que no estarían muy dispuestas a coser de nuevo ese increible vestido de tul blanco!!!…hicieron un trabajazo de los grandes y acabaron con algún dolorcito que otro…pero al final lo consiguieron!!! El 6 de febrero de 2014, recogería el vestido y Pekeño me sorprendería con un ramo de flores increíble que me haría sentir la chica más afortunada del mundo mundial!!!

El mes de febrero es un buen mes para compartir con vosotros momentos previos a un día B… y hoy el protagonista es ese increible vestido de tul blanco que me hizo tan feliz desde el día que lo ví hasta el último momento del 15 de Febrero de 2014…

 

 Y lo bonito de esta vida es coser sueños, bordar historias y poder desatar los nudos de nuestros días (Cidinha Araíyo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s